Macri y el spot de la empanada difícil

El gobierno de Mauricio Macri se afana en mostrar la direccionalidad de su proyecto político. En ocasión de presentar una serie de spots televisivos, contactamos al Director del Centro Sociológico de Estudios  La Hoja y Otras Yerbas (CSELHOY), Miroslav Trucharakis, con el objeto de analizar la semiótica y los alcances del programa de gobierno que pueden desprenderse de la publicidad.

Poneeele – Por Marcos Polo

“En primer lugar –nos cuenta el catedrático-, la publicidad más vista es la de la empanada. Se parece mucho a la que Milton Friedman usaba para pregonar la ley de oferta y demanda sin intervención de ninguna fuerza más que el “mercado”. En esta, el economista estadounidense utilizaba un lápiz como ejemplo. Pues bien, Mauricio utilizó un símbolo de nuestra argentinidad: la empanada.”

Trucharakis nos cuenta algunas cosas que repasamos en un rápido punteo:

  • Para hacer una empanada se necesita a Edgardo que críe las vacas, Daniel el veterinario, Carlos del frigorífico, Juan Carlos el carnicero, alguien que siembre el trigo, alguien que amase la masa (según el libro de primer grado, es Ema). Análisis: En principio, estamos viendo una gran dificultad que es la de encontrar a toda esta gente, que debe estar por todo el país. Usté imagínese, ubicarla, esperar a que las críe, las lleve al frigorífico, a la carnicería, y todo eso. Todo por una empanada. Realmente es una dificultad.
  • Una cosa que se destaca es el rol del gobernante que se ocupa de “tener buenas rutas” para que los huevos de Germán lleguen sanos y salvos. Análisis: Este fragmento trae oculto un significado económico: una tendencia neoliberal que implica que el Estado no te rompa los huevos.
  • Y en este sentido no podemos olvidar la coyuntura. En medio de tantos despidos hace una mención de los gremios que “cuiden” a cada uno de los trabajadores. Análisis: Aquí hay un mensaje entre líneas. Sería este: “muchachos, hagan algo, no sé, organicen rifas, porque se vienen más tarifazos y despidos.”
  • Luego se refiere a un empresario fabricando, un comerciante vendiendo y un mecánico”. Análisis: aquí es evidente que estamos en un clima de recesión (un solo empresario, un comerciante, etc.) ya que el proyecto político tiende a una disminución del consumo, pero con la ansiada baja de la inflación.
  • Posteriormente nos habla de que los vehículos tienen “una estación de servicio para cargar nafta”. Análisis: Gracias al spot, ahora la gente sabe para qué son las estaciones de servicio.
  • Por último, Mauricio nos dice: “Así como nos juntamos todos los días para hacer que las cosas pasen, nos tenemos que juntar para estar cada día mejor.Análisis: Indudablemente no habla de todos los argentinos. Habla de que “ellos, la familia y los amigos de él” se tienen que juntar para estar cada día mejor.
  • Como coronación de la publicidad aparece el slogan: Todo es posible juntos. Análisis: Es una frase de muy buena factura, muy lúcida y original, pero tiene sus problemas. Por empezar, invita al sexo grupal, al amontonamiento de personas, a los embotellamientos, a la contaminación visual, a la propagación de enfermedades, a los recitales del Indio Solari, a la represión policial, etc.

Pero no podríamos hacer un análisis completo, si no mencionamos lo “ausente”. Porque el veterinario tuvo que estudiar para atender las vacas, Nilda tuvo que necesitar salud para proveernos las cebollas, la abuela María Teresa necesita una buena jubilación para no tener que trabajar aparte de hacer las empanadas. Todos ellos necesitan seguridad, entes de control, justicia, semáforos, sueldos dignos, esparcimiento, libros en las bibliotecas, cine argentino, netbooks en las escuelas, techos dignos, y un etcétera grandísimo donde el Estado juega un rol importantísimo y que seguramente veremos en otro spot publicitario –nos cuenta Trucharakis.