Poliladron: una pareja muy particular

José y Luis son pareja. Se casaron el año pasado y viven felices en un barrio del Gran Mendoza. Pero la particularidad no se debe a su sexualidad sino a su oficio: José Ortega es delincuente; y Luis Gasset es policía. ZEPA se acercó al domicilio de los amantes por curiosidad y los entrevistamos.

Poliladron

Poneeele – Por Marcos Polo

Marcos Polo: ¿Cómo se conocieron?

José Ortega: Y… yo estaba robando un auto y justo apareció Luis. Y ahí sacó la pistola y me enamoré.

MP: ¿Cómo comparan la situación de ahora con la del año pasado?

LG: En mi caso, el sueldo rinde poco. No nos sirve el aumento que nos dio el Gobernador. Encima ahora nos controla con los vales de la nafta. Imaginate, yo antes me hacía un tres mil. Ahora tengo que contratar pibes para que afanen en la cola de los jubilados.

JO: Sí, loco. Yo antes afanaba autos para vender las partes. Pero ahora afano para vender la nafta. Le saco más.

MP: ¿Y nunca han “trabajado” juntos?

LG: (Se ríen) Sí, yo le liberaba zonas, pero era para conseguir pizza o cerveza, cuando no teníamos ganas de cocinar.

JO: De todos modos, él prefiere las que hago yo. Le gusta agarrarme con las manos en la masa.

LG: Ahora estamos haciendo un curso de electricidad, para tener el rebusque de alterar los medidores. Es un buen curro, ahora que aumentó la luz.

JO: Sí, porque parece que se viene mucha competencia. Hay más choreo y también han comprado más balas. Así que se viene complicada. Habría que buscar un choreo legal.

MP: ¿Cómo valoran las declaraciones juradas de los políticos? (Laura Montero tiene un terreno de $0,01 y Gianni Venier tiene un Mercedes Benz de $1).

JO: Eso es para que no les choreen. Vos imaginate quién se va a robar un terreno de 1 centavo. O un Mercedes de $1.

LG: Pobres tipos. Nunca les alcanza para comprarse algo como la gente. Ayer andaban garroneando asado en la Fiesta de la ganadería en Alvear.

Amor policial
Desde que Luis conoció a José, su forma de reprimir el delito cambió por completo.

MP: ¿Qué crítica le harían al Gobierno Kirchnerista?

JO: Era una situación ficticia. Yo en mi caso choreaba bien, aunque tenía muchos feriados. Porque el dólar estaba muy blue y se pagaba mucho de impuesto a las ganancias. Pero ahora hay un sinceramiento, porque ya les pagamos a los fondos buitres.

LG: Sí, tiene razón. Son cosas que había que hacer. Y todo eso de Lázaro Báez que contaba guita.

MP: ¿Y sobre los Panamá Papers? ¿Qué tienen que decir?

JO: Dicen que son re buenos esos pañales. Pero a nosotros no nos interesa eso.

MP: ¿Piensan adoptar chicos?

LG: Eso depende. Es un mundo complicado. Fijate lo que pasó con los pibes esos que se drogaron en la fiesta. Aparte hay mucha delincuencia por ahí.

JO: Bueno, che. Qué te pasa, loco.

LG: Así no se trata a un agente. ¡Documentos!

Esta es la parte sustancial de la entrevista. Después la nota se desnaturalizó y ambos prometieron no pasar a mayores, despidiéndose con una sonrisa. Nos vamos con una hermosa conclusión: este es realmente el país que queremos. Un país tolerante y respetuoso de las diferencias.