Jaime Correas ahorra en salario para controlar docentes

Un pobre aumento salarial y la utilización de ese ahorro en sueldos para controlarlos.

12814521_1167816199948500_2613250260114466621_n
Foto: Coco Yañez

 

El esquema es sencillo. La mera hipótesis que aquí se presenta consta de sólo dos argumentos:

  • En primer lugar, una oferta salarial ridícula de entre 5% y 9%, a la que se agrega el famoso ítem aula y un aumento menor a partir de agosto. Este ofrecimiento está muy por debajo de los valores nacionales (en Provincia de Buenos Aires el arreglo fue de un 35% promedio). El ítem aula vulnera derechos y discrimina a docentes (no lo cobran directivos, supervisores, celadores y docentes en cambio de funciones). A esta altura del debate, nadie le cree a Jaime Correas, Director General de Escuelas, cuando lo presenta como un “premio”. Y un dato más: el sueldo docente mendocino es uno de los tres peores del país.
  • En segundo lugar, se conoció a través del Portal educativo de la Provincia la inminente implementación del control biométrico de asistencias. Consiste en instalar controladores digitales en las escuelas con el objeto de registrar entradas y salidas de alumnos/as y docentes. Según información del Portal, se implementará en 150 escuelas pero se extenderá a todo el sistema.

A poner el dedito

biometrico

Se supone que habrá un controlador para alumnos y otro para docentes. Este monto sería equivalente a 3 mil o 4 mil pesos por agente (cerca de 80 mil docentes en la provincia), si la Dirección General de Escuelas decidiera dar a cada educador un “premio” por su dedicación.

Entendiendo que en la provincia existen cerca de 2 mil establecimientos educativos estatales, se calcula un monto de entre 24  y 30 millones de pesos sin considerar costos de instalación y mantenimiento.

La información del Portal de la Dirección General de Escuelas (DGE) agrega que “con este método buscan reducir el ausentismo”, pero al parecer, solo registrará tardanzas en el caso de docentes, ya que las faltas quedan registradas en la planilla diaria de asistencia. Nadie duda de la fidelidad de esta planilla desde que autoridades y docentes se tomaron en serio el tema del seguro. En cambio, en el caso de alumnos, es común que los/as preceptores/as no registren alguna tardanza ya que conocen casos específicos que obligan a esta situación. El caso mayoritario es el horario del transporte colectivo. En muchísimas escuelas llegan tarde entre 20 y 30 alumnos/as como consecuencia de esto. El micro anterior, en zonas semirrurales no existe o pasa una hora antes. Otro caso son las escuelas que tienen contraturno y no cuentan con un comedor o lugares cómodos para quedarse a almorzar y pasar la hora entre el fin del turno mañana y el comienzo del turno tarde. Parece ser que esta infraestructura es prioritaria antes del control de entradas y salidas, por seguridad del alumnado. Es así como situaciones de trata o adicciones, combatidas en términos discursivos, no son consideradas en términos prácticos.


Orden, asistencia y evaluación

Estos fueron los tres ejes que la nueva gestión de la DGE formuló en la inauguración del ciclo lectivo y en diferentes instancias ante los medios de comunicación. Desde este punto de vista, se entiende hacia dónde se dirige este tipo de medidas (ítem aula, controladores) ya que, según Correas, “en la escuela no puede faltar ningún chico”.

Queda postergado el eje pedagógico: formación docente continua, formación en nuevas tecnologías, implementación de un piso técnico para el uso de las netbooks en el aula (esto se ve empeorado con la desactivación del Programa Conectar Igualdad), creación de nuevas aulas para evitar la superpoblación, proyectos de apoyo escolar, de inclusión, de recreación, de producción creativa, etc.

Este eje dependerá exclusivamente de docentes y directivos/as. Lo harán descontentos por el maltrato de la DGE en estas últimas jornadas, con voluntad de trabajo extra, no reconocido, y amor por la tarea que realizan.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *