La segunda etapa del proyecto está avanzada en un 50%. El gobierno promete casas para las familias que habitan en los terrenos de la obra.