La polémica no cesa.