Carlos Sampaio, del partido opositor PSDB, aseguró que el pedido de prisión no tiene bases jurídicas sólidas.