Un lector de ZEPA nos hizo llegar esta carta.