Se trata del “Protocolo de actuación de las fuerzas de seguridad del estado en manifestaciones públicas” que sancionó ayer el Consejo de Seguridad Interior (CSI) en su primera