El Senado convirtió en ley el pago a los acreedores externos