900 “organizaciones de odio” operan en ese país.