La disputa por el Silala se dirimirá en la Corte Internacional de Justicia de La Haya