Docentes de jóvenes y adultos aún resisten.