FADECCOS ante el ataque a la LSCA