Cientos de personas hacen una fila interminable en la terminal de ómnibus "Padre Contreras".