El estado es responsable

Se realizó ayer alrededor de las 20, en la mayoría de las plazas del país, un encuentro autoconvocado en repudio al femicidio de Micaela García, la joven oriunda de Concepción del Uruguay, desaparecida hace varios días y encontrada muerta en la mañana del sábado. En Mendoza la cita fue en Peatonal y San Martín y reunió a unas 2000 personas entre militantes del Movimiento Evita, al cual pertenecía Micaela, el Colectivo #NiUnaMenos y la Asamblea de Mujeres de Mendoza, que agrupa a más de 50 por organizaciones locales feministas y de mujeres pertenecientes a partidos políticos, sindicatos, agrupaciones barriales, estudiantiles, académicas, periodistas, autónomas y autoconvocadas. Además hubo un número importante de ciudadanos y ciudadanas sin pertenencia a agrupaciones que se sumaron a la convocatoria.

micaela1

¡Alerta, alerta, alerta que caminan mujeres feministas por las calles mendocinas!

Al grito de ¡»Ni una menos, vivas nos queremos»! la concentración en Peatonal y San Martín comenzó a tomar forma alrededor de las 20 del sábado luego de una rápida pero efectiva autoconvocatoria del movimiento de mujeres vía redes sociales desde la siesta cuando la noticia del hallazgo del cadáver de Micaela no dejó resquicio sin esquirla para el dolor.

Alrededor de 2000 personas, entre militantes del Movimiento Evita, al cual pertenecía Micaela; el Colectivo #NiUnaMenos y la Asamblea de Mujeres de Mendoza que agrupa a más de 50 por organizaciones locales feministas y de mujeres pertenecientes a partidos políticos, sindicatos, agrupaciones barriales, estudiantiles, académicas, periodistas, autónomas y autoconvocadas; y un número importante de ciudadanos y ciudadanas sin pertenencia a agrupaciones se sumaron a la convocatoria, inicialmente pensada solo para expresar su solidaridad con la familia de Micaela y con sus compañeros y compañeras de militancia. Al calor de los abrazos y bajo la emoción se decidió organizadamente marchar hasta la Legislatura para concluir dando lectura al comunicado del Movimiento Evita por la muerte de su compañera y posibilitando la palabra a diferentes referentes del movimiento de mujeres.

Comunicado del Movimiento Evita: #MicaelaSomosTodas
El Movimiento Evita expresa su profundo dolor por este hecho que nos conmueve y nos llena de desazón y tristeza. Su familia, amigas, amigos, las y los compañeros de Micaela estamos de duelo.
Nuestra compañera de 21 años no está compartiendo con nosotrxs su cotidianidad. Micaela es una militante de los derechos de los más humildes, de los derechos de una sociedad más Justa y Soberana, con un compromiso social admirable. Micaela, nuestra compañera, forma parte de una generación que alza su voz irreverente a favor de las mujeres, de las niñas y los niños, de lxs laburantxs.
Porque sabemos que para las mujeres la calle es peligrosa, porque sabemos del poder machista que avasalla y violenta el cuerpo de las mujeres, porque siempre el prejuicio recae sobre lxs jóvenes que viven su vida con libertad.
Queremos justicia por Micaela. La búsqueda de Micaela fue una movilización nacional que advierte que el Estado debe accionar y prevenir la violencia contra las mujeres, nos debe dar mayor seguridad y protección con políticas concretas. Nos debe garantizar derechos y transformar reglas, leyes, códigos misóginos que protegen violentos antes que la vida de las mujeres.
Exigimos a los tres poderes del Estado que dispongan de los mecanismos necesarios para que la búsqueda y rastreo de personas desaparecidas implique un protocolo de emergencia en las fuerzas de seguridad. Para que puedan actuar rápido, sin burocracia, con los elementos pertinentes y coordinados con los Estados provinciales y municipales.
Asimismo, señalamos que es prioridad responsabilizar públicamente a los miembros del Poder Judicial, que como el Juez Rossi, son cómplices de la violencia machista, tanto con la dilación de sus sentencias como con la indiferencia que muestran ante casos que son por demás probados.
Pedimos el cumplimiento de la Ley 26485 en todos los ámbitos, formación en género y acciones urgentes en los medios de comunicación.
Por Micaela seguiremos luchando por un país con Tierra, Techo, Trabajo y Justicia para todxs.
Hoy nos movilizamos en todas las plazas del país para pedir #NiUnaMenos. Ni una Micaela menos. Ni una compañera menos. Vivas las queremos!

Entre los cánticos más escuchados pudo destacarse el llamado a sumarse a quienes estaban a esa hora en el centro mendocino en un intento de concientizar acerca de la gravedad de la problemática en torno de la violencia de género y los femicidios. Pudo oirse por ejemplo: «vecino, vecina no sea indiferente, a las pibas las matan en la cara de la gente» o «no están perdidas, no están perdidas, son desaparecidas del estado femicida». En este sentido, también los discursos pronunciados sobre el final de la marcha en la puerta de la Legislatura, en las voces de las representantes del Movimiento Evita, de Nuevo Encuentro, de Pan y Rosas y de Izquierda Revolucionaria enfatizaron en la responsabilidad del Estado en la muerte de Micaela García, en una justicia que no ha sido permeada por la problemática de género, en unos jueces que desoyen las leyes que protegen a las mujeres. Estado femicida, responsabilidad del Estado y organización del movimiento de mujeres en sororidad fueron las banderas que acompañaron la despedida de Micaela en la noche fría del sábado mendocino.

Los jueces del Estado no paran de matar

las nuestras

¿Por qué la responsabilidad es del Estado? El principal acusado de asesinar a Micaela, Sebastián Wagner, fue dejado en libertad por el juez de Ejecución de Penas de Gualeguaychú, Carlos Alfredo Rossi, a pesar de tener una condena de nueve años de prisión por dos abusos sexuales y un tercer caso por el que fue absuelto por el beneficio de la duda (no se pudo determinar si él o su hermano fue el autor de la violación).

En julio del año pasado, cuando aún faltaban dos años para concluir la condena, Rossi dejó en libertad condicional a Wagner, desconociendo tres informes que lo desaconsejaban: los peritos del juzgado de Rossi y del Equipo Técnico Criminológico de la cárcel donde estaba detenido, además del dictamen del Fiscal que rechazaba la libertad. Solamente la defensa de Wagner coincidió con el juez en la liberación. Para justificar su decisión Rossi argumenta que ninguna de las opiniones que intervienen en los informes sobre un recluso es vinculante.

¿Micaela está? ¡No está! ¿Micaela está? ¡No está! Entonces, luche, luche, luche Argentina luche

micaela

La joven Micaela García, militante del Movimiento Evita, fue vista por última vez el 1 de abril a la madrugada. Al salir del boliche King, en Gualeguay donde residía para estudiar Educación Física, volvió a su casa caminando. Eso fue lo último que se supo de ella y se la buscaba intensamente desde entonces. Las cámaras de seguridad privada aledañas al boliche registraron un Renault 18 Break con vidrios polarizados merodeando la zona propiedad de Wagner.

Sebastián Wagner fue detenido el jueves en Moreno, Buenos Aires. Confesó el crimen y facilitó el hallazgo del cuerpo de la joven ya que precisó el lugar donde lo dejó (una estancia llamada Seis Robles). Serán llamados a declarar el padrastro de Wagner y el dueño del lavadero donde trabajaba el acusado. Los cargos, en principio, son por encubrimiento agravado.