Lo primero que hago es chocar

Ilustración: Luis Scafati

Ilustración: Luis Scafati

Por Marcelo Padilla

Lo primero que hago es chocar (coma) frenada incluida para amortiguar y quedar allí debajo del camión fantasma (punto seguido) Veo al sátrapa llevarse todos los restos del desperdicio (guión) la escafandra por suerte estaba en el baúl de los naufragios (guión punto seguido) Un planeta mortal que se resiste unos indios navegando en silencio por el río la luna oculta el encierro de los centinelas y juega (coma) esta vez (coma) a favor de los indios (punto seguido) La reproducción los guardianes de la selva las economías de amparo y de golpe las vallas en la legislatura con milicos (punto seguido) Cae un compañero caen dos caen tres caen cuatro caen cinco por uno cinco por uno y flamea en aleteo la mariposa amazónica tornasol con el culo que le brilla en la noche para orientar a los indios de la balsa (coma) no llega la ambulancia y el mareo es constante el auto bandoneonado el amigo que llega para el rescate (punto seguido) Cimbrando en el chalet abstinente el cortometraje relata sin editar lo mismo o al menos lo intenta (guión) Borges en Pierre Menard el autor del Quijote hubiera dicho lo contrario (guión de cierre y coma) mariscales maestros pizzeros y reposteros a full en la cocina de las llamas y en la barra la barra (punto seguido) Han salido los ocelotes a bancar la parada para una nueva guerra en el mosaico del pulmón que tiene por base una alianza de selváticos con la luna y miles de insectos en la mayor biodiversidad del planeta (coma) van a enflechar a los de la Guardia Nacional en un enfrentamiento que es a todo o nada en el río (punto seguido) En el sur del amazonas siguiendo las yungas andinas donde se revitaliza por sobrevivencia la especie están los cóndores y uno de ellos es el que conduce la vivencia de la plata y el oro pero también es el que marca con su abanico la llegada del ejército (coma) otros indios a la izquierda reposan en el altiplano ancestral cuidando la parcela bebiendo luz en el ciclo inexorable de internaciones ayaguasqueras (punto seguido) Al camión fantasma lo han hecho recular quinientos negros de favelas acuáticas la policía no tiene porvenir el vecindaje boquiabierto con la película a cielo abierto saca las sillas de sus casas y se instala en la vereda a presenciar este film esta peli este onírico relato de dos años y medio casi casi como una Invención de Morel que no es otra que una historia de amor un exiliado en una isla distópica y la tecnología literaria que huye por desplazamiento imaginario a la eternidad de los mejores momentos de la especie americana (coma) y de los peores como todo ciclo de amor penuria y desamor (punto final)