MILAGRO SALA: Por qué los negros no pueden ir al CONRAD Punta del Este Resort & Casino

parqueacuatico

Por Martín Santos

Milagro Amalia Ángela Sala nació el 20 de febrero de 1964 en Jujuy.

El 20 de febrero cumple, si nadie la mata en la cárcel, 53 años.

Milagro fue adoptada por la familia Sala, clase media de Jujuy. Fue la quinta de seis hermanos. Se enteró a los 14 años que era adoptada escuchando por las paredes las discusiones entre la madre y la tía resolviendo si le contaban que era adoptada. Se fue de casa cuando le contó la madre a los gritos porque Milagro le pedía que no le mintiese. Volvió diez años después. En el medio, vendió merca en la calle y cayó presa. Su primera vez presa.

Después salió y militó en ATE. Conocía a todos los villeros y más vale, la respetaban. Así empezó a hacer política con el peronismo como mensajera de la gobernación y se organizó en la Tupac Amaru empezando con comederos para los pibes cagados de hambre.

Cuando era una niña y todavía no sabía que era adoptada, una tarde de verano fue con sus hermanos a la única pileta pública de Jujuy. No la dejaron entrar por negra, sus hermanos no quisieron.

Por eso cuando Milagro es Milagro Sala y conduce la Tupac Amaru y construye un barrio, ese barrio tiene que tener pileta. Porque los negros también pueden disfrutar, dice. Una pileta pero también un centro de salud, centro de rehabilitación, ambulancias, taller, metalmecánica, hospital, escuela, centro cultural, una textil, una capilla; clases de estima, de oficios, clase de género. Todo lo que pueda hace.

El barrio más grande de la TUPAC es el CANTRI en Jujuy. Los tupaqueros construyeron 2000 casas ahí todas con la cara del CHE o de TUPAC stencileada en los tanques de agua negros, intercalado van un CHE y un TUPAC, un CHE y un TUPAC hasta el borde de donde se puede ver. Le pusieron CANTRI al barrio para iconoclastear los Barrios Privados y también porque por qué no.

img_20150702_105747548

En el CANTRI está el parque acuático más grande de Jujuy y la única pileta pública donde pueden ir todos los pibes que quieran, de cualquier color. Incluso los pibes blancos.

Ese parque acuático debe ser como de cuatro manzanas de grande, con esculturas de dinosaurios, de pingüinos jodiendo y toboganes gigantes dibujados por niños y construidos por adultos.

A las ocho de la mañana de un día de agosto del 2015 en el CANTRI de la Tupac Amaru en Jujuy los tupaqueros abrigados con campera limpian la pileta como si fuese de ellos preparándola para la temporada de verano.

Esa temporada no se mete nadie al parque acuático porque la TUPAC en asamblea conducida por Milagro decidió acampar en la plaza Belgrano desde que el contador MORALES asumió la gobernación, sin responder las cartas de la agrupación para tener una reunión luego que amenazara con desarticular las cooperativas de la provincia, o sea a la Tupac, a Milagro.

El acampe siguió todo diciembre, instalaron piletas para sortear el calor con la convicción de quedarse ahí plantados hasta que los atiendan. El 16 de enero el gobierno del contador MORALES la detiene en su casa y la meten presa sin causa hasta el día de hoy. En el medio inventaron 5 ó 9 causas con un poder judicial ampliado que formó MORALES apenas asumió.

El parque acuático del CANTRI un año después parece los restos de una ciudad bombardeada. Desde que detuvieron a Milagro entran bandas del contador MORALES y lo destruyen. Además, sistemáticamente, desde la totalidad de los medios del país y del sentido común bombardean la imagen de SALA y su causa y lo que hizo la TUPAC para poder mantenerla presa sin causa para que el gobierno aleccione a la protesta social y a las mujeres y a los negros rebeldes organizados.

Desde hace 11 meses SALA empezó a ser una bandera internacional por las oposiciones de la ONU, la OEA, la CIDH, el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas.

Están transformándola en una MANDELA para el world music progresista y deberíamos sentirnos avergonzados los movimientos políticos del país porque parece que nos corren por afuera con SALA y adentro la mayoría de los peronistas recién ahora se animan a nombrarla como presa política.

Si hay que elegir entre clichés antes que MANDELA (admirado por Mau, a todos les regala una lavada biografía del inofensivo Mandela) Milagro podría ser Muhammad Ali pero mujer peronista y colla del interior argentino:

El verano del 2011. Milagro asiste con Raúl Noro, su esposo hace veinte años, a un recital de Charly García en el hotel Conrad de Punta del Este. Le sacan fotos, le critican ir bien vestida, comerse un pancho y una coca por 17 dólares. Cuando le imputan la contradicción de clase dice:

“¿Por qué los negros no podemos ir al Conrad?”

“¿Porque soy colla y provinciana no puedo venir a Uruguay? Yo conozco el Uruguay, Bolivia, Cuba, Francia, Italia y Venezuela. Además tampoco odio a los gringos, si yo soy de clase media”

***************************************

Milagro SALA ahora es una causa global y una presa política que puede incomodar la imagen internacional de un gobierno cipayo.

Es un problema para MACRI que digitó esto con Morales y ahora debe buscar la forma de salir del callejón. Se agrandaba pidiendo deuda en buen inglés en Davos y en su Mini Davos y ahora tiene que responder en inglés por qué SALA está bien presa y LEOPOLDO LOPEZ debe salir libre YA aunque el mismo Grupo de Trabajo y los mismos organismos internacionales se hayan declarado igual para ambos.

SALA es sobre todo un problema enorme para los radicales de Jujuy. Morales tuvo una confesión de parte cuando empezó el runrun internacional: NO VOY A LIBERAR A ESA MUJER. Walsh no puede más de la mueca irónica.
Ernesto Sanz, el consigliere mendocino del gobierno nacional admitió en Mayo: “Voy a defender a mi amigo el gobernador de Jujuy (…) Esto es una confesión de realpolitik. Si Morales no hacía lo que hizo el día 11 de diciembre, dejaba de ser en menos de 24 horas gobernador de Jujuy”.

Está tan nervioso y sediento de sangre el contador MORALES que hace una semana asesinaron a golpes en la cárcel a Nelson Cardozo, sobrino de Alberto Cardozo, un referente de la agrupación Tekuré que integra la Red de Organizaciones Barriales y es otro de los presos políticos desde enero. Intentaron disfrazarlo como suicidio pero no daban los hechos. La esposa de Alberto y tía de Nelson, Analía Tobada, declaró ayer que habían llevado a su marido delante del juez y lo habían cagado a palos para que incriminara a Milagro.

Milagro también es un problema para el peronismo ortodoxo, que no la apoya porque Fellner fue presidente del partido y se llevaban como el culo (En Jujuy sus funcionarios admitían que la Milagro era Brava, pero que con la misma guita hacía diez veces más casas que ellos).

Y para el resto del peronismo rosquero también, porque no bancan la liberación de Milagro por cagones, viejos, vagos o rosqueros. El que mejor bancó fue la excepcionalidad cuyana de Alberto Rodriguez SAÁ que pasará navidad en la cárcel de Jujuy. Y nuestra rarísima avis CELSO JAQUE que viajaba anoche como nuevo interventor del PJ de JUJUY ocupado por el vicegobernador massista del contador MORALES.

Lo de Massa es difícil de agrandar: Graciela Camaño de Barrionuevo declaró tristemente que no deberían liberarla y sus legisladores jujeños adhirieron a un pedido de plebiscito no vinculante (?) para preguntar si Milagro debía seguir presa.

También es un problema para el progresismo y la izquierda porque Milagro es peronista y ya hizo más a sus 50 años que todos los que están suscriptos al Le Monde Argentina en toda su vida. Los deja como a unos vagos.
También deja como vagos al resto de los militantes porque trabaja levantando barrios y comprando talleres para ocuparlos por tupaqueros (muchas veces mujeres con oficios naturalmente de hombres como soldar o hacer albañilería) mientras nosotros nos juntamos en los bares cada tanto sobre todo porque creemos que Milagro puede romper los cercos internacionales y cagarle el protocolo internacional al Gobierno.

Es un problema para el feminismo, que consideró a SALA una presa política con un agravante de género cuando se armó el quilombo internacional. Pero antes discutían y aún discuten si hay que bancarla con tanta mala prensa y lo mal que la recibe el promedio del sentido común. Una condena por malversación parece que anularía el género. SALA es pianta votos hasta que es una causa internacional.

Y es un problema también para el argentino medio que en el interior mira hacia Palermo y en Palermo mira para afuera dándole la espalda a las Milagro de las provincias. Y una argentina con rasgos indígenas que celebra la Pachamama sin guión y se organiza peronísticamente para fundar una nación. Nos molesta a los argentinos por un rosario de razones. Porque los negros están bien cuando limpian baños, levantan paredes baratas, venden chucherías con cara de víctima en la terminal o cuando sólo cantan la marcha y aplauden orgánicos la dádiva de los que saben de política. Pero cuando el negro es orgulloso altera el equilibrio. Al argentino medio le ciega los ojos la imagen icónica que está empezando a tener SALA afuera porque nadie es preso político en su tierra, menos SALA.

Todos estarían bien si Milagro estuviese muerta antes de navidad, de año nuevo o de su cumpleaños. Parte de nosotros porque deseamos un mártir, los que la odian porque desean que no dé el mal ejemplo de negra irreverente organizada que puede contagiar al resto.

Los que no van a estar contentos son los Milagritos que ya no se pueden bañar en Jujuy porque de nuevo no dejan a los negros entrar a las piletas.

*************************************

Yo quiero que esto termine y empiece así: Milagro sale libre en Navidad. Y empieza a caminar una marcha federal desde el penal del Alto Comedero hasta la Casa Rosada. Ahí le ofrendamos un almohadón de terciopelo rojo con una piedra encima. Sólo ella puede desarmar el embrujo en el que vivimos desde hace un año. Es la contracara en la dialéctica histórica de este gobierno de cínicos. Milagro agarra la piedra y la tira hacia la Casa Rosada. La piedra empieza a volar girando sobre sí misma en cámara lenta en un montaje a lo 2001 Odisea de Kubrick pero con Vencedores Vencidos de banda sonora.