Conversación doble

pintadas_doti18-11-16
Fotografía: Sebastián Miguel

 

Por Pablo Doti

Radicheta: ¿Cómo puede ser que ustedes hayan ganado?

Garrálapala: Lo mismo nos preguntamos nosotros a nivel nacional…

Radicheta: ¿Ah sí? Yo te contesto porqué ganamos: si seguían ustedes íbamos a terminar como Venezuela.

Garrálapala: ¿Cómo Venezuela antes o después de que la derecha ganara el Parlamento?

Radicheta: ¿La derecha? Si Venezuela es una dictadura…

Garrálapala: No, no lo es. En Venezuela hace 20 años que el chavismo viene ganando elecciones. De hecho, fue por las elecciones que la derecha ganó el parlamento. Y desde el mismo día que empezaron su gestión, empezó la crisis. Igual que acá con el gobierno de la alegría…

Radicheta: La crisis ya existía, lo que pasa es que la tapaban. Pero iba a reventar todo si seguían ustedes.

Garrálapala: ¿Qué iba a reventar?

Radicheta: La situación en el país, ya no daba para más… ¡Se chorearon todo!

Garrálapala (con el entrecejo fruncido): ¿Nos choreamos todo? Sí… y mientras tanto, para que no se enteraran jubilábamos con las moratorias, dimos asignaciones, ampliamos la educación pública incentivando la investigación y creación de tecnologías. Invertimos en infraestructura para el país amén de las políticas de soberanía o de derechos humanos… ¿Ustedes qué hacen? ¡Ah sí, tienen presos políticos, castigan al pueblo con ajustes pero eso sí, eh, a los mineros y oligarcas hijos de puta del campo le devolvieron las retenciones! ¿Y el impuesto a las ganancias? Ahí está, como antes. Y por solo nombrarte una estupidez porque ustedes están llevando adelante políticas de desmantelamiento del país y concentración de la riqueza. Son unas lacras. Por eso es que no ganan acá en la facultad. El discurso facho y reaccionario de ustedes no tiene cabida, por suerte. Pero bueno, eso es teoría mía… te hago una pregunta que quisiera algún Radicheta me conteste: ¿Si estábamos en crisis, por qué devolvieron la plata de las retenciones? ¿Por qué devaluaron y ajustaron al pueblo? Ni siquiera fueron capaces de tolerar la ley antidespidos que hicimos nosotros, una ley pedorra que duraba seis meses pero ¡A ver! La gente tiene hambre, miedo, les han hecho sentir que están desamparados… ¿Ese es el país que merecen? ¿Esa es para ustedes la justicia social?  

Radicha (desdeñoso): Ay, por favor, qué manera de decir estupideces… andá a agarrar la pala, vago.

Y el Radicha se alejó presuroso.

Garrálapala, con el cuero más curtido por ser un peroncho de clase media, se fue a la biblioteca y se puso a escribir poesía social.