¡Qué marchiten mil flores!

Escudada en “razones de ordenamiento del espacio público”, la municipalidad de Mendoza promueve el cierre de los puestos florales callejeros.

puestosflorales

Alrededor de 80 puestos florales de la Ciudad de Mendoza serán cerrados por la municipalidad. La notificación/emplazamiento oficial, firmada por Pedro Dantiacq -Director de Comercio, Inspección y Protección del Espacio Público-, advierte a floristas que se “Revoca el permiso precario de instalación del puesto a partir del 30 de noviembre de 2016, debiendo desmantelarlo y retirar la totalidad de la mercadería y los elementos, por razones de ordenamiento del espacio público”.

notificacionfloristas

El pasado martes el intendente de la ciudad de Mendoza, Rodolfo Suarez, presentó el Plan de Renovación Urbana 2015-2019, con el cual promete “dar otra visión a la Ciudad, vamos a tener una Ciudad moderna, más amigable, a la vez que vamos a estar generando muchísimo empleo genuino”.

Sin embargo hoy, decenas de familias floristas, dedicadas hace años a embellecer el gris urbano y ganarse el pan día a día, temen por el futuro de su fuente de ingresos.

Las más optimistas creen que detrás de la imprecisa idea de “ordenamiento” que explicita la intimación se avizora la imposición de nuevos e inalcanzables requisitos para seguir adelante con sus trabajos.

Otras trabajadoras (mayormente son mujeres las que desarrollan esta actividad) manejan una hipótesis más concreta: “quieren darle el negocio de flores a una persona cercana al gobierno que ya está relacionada con esto. Tiene un depósito en Las Heras y un vivero en San Martín, es productor e importador de flores”, aseguran.

Lo concreto hasta aquí es que el 30 de noviembre deben abandonar sus lugares de trabajo, con algo más que sus flores marchitas, con la incertidumbre de volver a empezar.