El gobernador Cornejo entre el ruido y la furia

cornejovolley3
En un desopilante ida y vuelta que tiene pocos antecedentes en la historia de papelones institucionales de la Provincia, Alfredo Cornejo viene teniendo días tristes de ataques de ira y peligrosos desbordes emocionales que pueden ser el sentido común de cualquier persona sin responsabilidad institucional pero son preocupantes si provienen de un gobernador.

El derrotero de ira de Cornejo responde a los preocupantes señalamientos que realizó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre la ‘Ley Cornejo’, el proyecto insignia del gobierno provincial que busca invertir la presunción de inocencia de los jóvenes pobres haciendo una regla de la excepcionalidad de la prisión preventiva.

Cornejo debe su carrera en lo público a las soluciones condescendientes para temas complejos de seguridad. Fue Ministro de Seguridad fallido en la gobernación del otoñal novio Julio César Cleto Cobos, antes de ser intendente de Godoy Cruz, durante dos períodos, que le sirvieron de plataforma para posicionarse como la única opción viable a gobernador para el alicaído radicalismo provincial.

Los días felices del Cornejo kirchnerista y concertador.

Los días felices del Cornejo kirchnerista y concertador.

De su agenda cultural progresista en Godoy Cruz y sus alegres fotos con Néstor Kirchner, festejando la concertación que puso a Julio Cesar Cleto Cobos en la vicepresidencia de la Nación, nada queda. El gobernador pelea contra verdades contundentes, que cualquiera puede comprobar, asistido por la buena fe; esgrime imputaciones de Garantismo a cualquiera que discuta sus definiciones apresuradas, copiadas de los irresponsables comunicadores provinciales, que no detienen su diatriba de odio para reparar sobre las garantías constitucionales que debería tener cualquier acusado de un crimen sin juicio.

En el informe que la CIDH realizó después de una visita a la Provincia y que no emitía desde el  2010, señala de forma inocultable que no se puede hacer de la excepcionalidad de una prisión preventiva una conducta institucional. Con el agravante de las lastimeras e inhumanas condiciones del principal penal provincial de Boulogne Sur Mer. Advirtió sobre esto al gobierno provincial y eso fue intolerable para el gobernador que busca responsables en cualquier espacio menos en su peligrosa concepción de la seguridad que siempre recae del lado de los vulnerables.

Las reacciones del gobernador frente a este informe fueron penosas y preocupantes. Cegado por la bronca ante una institución que no se alinea a sus deseos, gritó a la prensa frente a los policías que lo escuchaban en la conmemoración del aniversario de la institución, su tesis paranoica sobre las intenciones de la CIDH para criticar su política punitiva: “La Comisión Interamericana de Derechos Humanos es un organismo que está absolutamente tomado porRaúl Zaffaroni, Horacio Verbitsky y algunas ONG” para agregar la futbolera e inexacta metáfora: “Los mismos que tiran el centro cabecean”.

Ante la tremenda declaración este viernes el periodista y Presidente del CELS, Horacio Verbitsky expresó en una entrevista el desconcierto que producen estas declaraciones: “Cornejo dijo que Zaffaroni y yo colonizamos la CIDH. Es un reflejo de la pavorosa ignorancia del gobernador, no tiene idea de cómo funciona y dijo una estupidez. Está en una crisis emocional que le hace perder el equilibrio. Un discurso así frente a una formación policial connota un mensaje peligroso. No se pueden tratar estos temas con ataques de histeria”.

Sin amedrentarse por el papelón que expone su desconocimiento en derechos humanos y las vinculaciones entre la CIDH y el Estado argentino, Cornejo dio una conferencia de prensa pasado el mediodía del mismo día y rompió su anterior récord en disparates: “Verbitsky es un abogado, un poco el padre de los abogados sacapresos. Es el que le dá fuerza intelectual a los abogados que se dedican a sacar presos con cualquier excusa. Yo llevo como orgullo que se fije en nosotros, lo siento como una cucarda. “

Aunque el gobernador crea ver cucardas en los papelones que deberían avergonzarlo, los datos de la realidad siguen su curso. Sus paranoicos disparates acrecientan el anecdotario de gobernaciones fallidas  mientras está en discusión la candidatura de José Valerio para Juez de la Corte Suprema de Justicia de Mendoza. A la que se oponen todas las instituciones y ONG’s conocidas y desconocidas de la Provincia y fue uno de los cánticos obligados en el Primer Paro de mujeres de la historia del país: #NoAValerio. El gobernador podrá enojarse también con las mujeres por contrariar a su pollo en la Corte, y su gabinete no notaría las diferencias porque por fuera del opaco rol de la vicegobernadora Laura Montero en el gobierno, es uno de los que menos mujeres cuentan de los últimos gobiernos de la Provincia.