Protestas, marchas y represión por reforma laboral en Francia

Las protestas en contra del proyecto de ley que pretende reformar la norma que regula el trabajo en Francia llevan ya tres meses. La última, convocada por la Confederación General del Trabajo (CGT), la semana pasada, estuvo acompañada del paro de varios sectores como transporte y energía.

Hace tres meses comenzaron las protestas sociales en Francia en rechazo al proyecto de ley que intenta reformar la norma reguladora del trabajo en ese país. Sus detractores sostienen que la ley perjudica los derechos de los/as trabajadores/as y beneficia al empresariado. Por el contrario, el Gobierno indica que es una medida para enfrentar la tasa de desempleo que se mantiene en el 10 %.

En la movilización de la semana pasada, convocada por la CGT y acompañada del paro de varios sectores entre los que destacan transporte y energía, se produjeron choques entre manifestantes y miembros de las fuerzas policiales.

Otros sectores presentes en la jornada de movilización fueron, además de energía y transporte,  el ferroviario y el de muelles, 16 centrales nucleares y el sector eléctrico. La presión por parte de los sindicatos hacia el Gobierno también se observa en las refinerías petroleras y en la escasez de combustible en los depósitos.

Los enfrentamientos estallaron sobre el final de la marcha realizada en París.  Según fuentes policiales, cerca de una veintena de personas fueron detenidas en el recorrido entre la Plaza de la Bastilla y la Plaza de la República. En otros puntos del país, el ambiente fue igualmente tenso.

Durante las protestas organizadas, los ciudadanos han sido violentamente reprimidos por la policía.
Desde el inicio del movimiento, unas 1400 personas han sido detenidas y más de 800 se encuentran en detención provisional.

Aunque el Gobierno asegura que no habrá problemas de escasez y que el país dispone de reservas estratégicas para más de tres meses, las diversas acciones de protesta ya han ocasionado escasez de combustible en más de 4 mil gasolineras de las 12 mil que existen. El combustible se vende racionado a un máximo de 20 litros por automóvil y están prohibidas las venta en garrafas para evitar el almacenamiento.

Los trabajadores han protestado en las calles con cierre de vías, quemas de cauchos y demás acciones que manifiestan su rechazo a la reforma laboral, y aunque la policía se ha encargado de dispersarlos, cada desbloqueo es seguido de mayores paros y huelgas en el interior de las refinerías.

Se espera una huelga de refuerzo para el 14 de junio con una manifestación nacional en París.

¿Qué medidas plantea la reforma laboral en Francia?

1- Supresión de facto del límite de 35 horas de trabajo semanales así como los despidos por razones económicas.
2- Podrán producirse despidos por razones económicas, descenso de pedidos, deterioro de cifra de negocios, cambios tecnológicos o reorganización.
3- Reducción de las indemnizaciones para despedir a trabajadores con más de 20 años de antigüedad y supresión de los días de baja por fallecimiento de un ser cercano (padres, hijos y pareja), entre otras.
4- Es posible el pago de horas extras por debajo del acuerdo salarial si la empresa y comité sindical lo aceptan. Podrán pactarse bajadas salariales. Los sindicatos minoritarios convocarán referendos en las empresas contra acuerdos de los mayoritarios.