El sistema de medios en Mendoza

ceder_lombardi

Poneeele – Por Marcos Polo

En el marco de las I Jornadas de Medios Afines, tuvimos ocasión de conversar con el titular del Ministerio de Eliminación de la Disidencia (MED), el Licenciado Raúl José Grietansky, quien gentilmente accedió a darnos unas palabras para analizar la situación en nuestra provincia.

Marcos Polo: ¿Cómo califica el sistema de medios públicos y privados en Mendoza en cuanto a la difusión de pluralidad?

Raúl José Grietansky: Bueno, por un lado tenés los Grupos Privados, como Uno, Clarín y los Terranova. Son medios que si bien no nos critican tanto, también hacen bastante lo que nosotros les decimos. Estamos conformes con ellos.

MP: Existen también otros, como Alonso con Diario El sol y compartiendo el Canal 9 con el Grupo Clarín. Y un montón de diarios de distribución gratuita, como La Jornada y Mendobox.

RJG: Sí. Por ahí nos dan algunos sustos. Principalmente Fernando Hidalgo. Creemos que es de la Cámpora.

MP: ¿Y los públicos?

RJG: Sí. La Radio Nacional, las de las Universidades, la Radio Libertador. Mendoza tiene mucho para ver y escuchar. Hay muchas voces, que es lo que nos hemos propuesto.

Imponemos la democracia que se nos canta. Hay que acostumbrarse.

MP: ¿No le parece que en estos meses “las voces” se han reducido? Hubo varias renuncias, despidos y reubicaciones.

RJG: No. Para nada. Nosotros somos muy democráticos.

MP: Pero echaron a Sabatella del AFSCA con la policía. Su mandato caducaba en 2017.

RJG: Imponemos la democracia que se nos canta. Hay que acostumbrarse.

MP: En Radio Nacional redujeron los programas de Julio Rudman, de 15 horas semanales en horario privilegiado a una hora a las tres de la tarde.

RJG: Bueno, qué querés con ese. Se hace el culto.

Hay que acostumbrarse a nuevos escenarios. Y siguiendo la metáfora, en este escenario pueden cantar, pero abajo.

MP: También está Ernesto Espeche, que era director por concurso. Y otros como Santiago Giménez o Matías Perdomo. ¿Por qué cree que se fueron?

RJG: Hay que acostumbrarse a nuevos escenarios. Y siguiendo la metáfora, en este escenario pueden cantar, pero abajo. Nosotros queremos que estén todas las voces. El horario de las 3 de la mañana no lo quiere nadie. Eso es falta de voluntad.

MP: Ustedes criticaban la gestión anterior porque era periodismo “militante”. ¿Cómo han direccionado los contenidos en esta nueva gestión?

RJG: Por empezar, queremos cumplir con “objetividad” lo que dijo nuestro excelentísimo, hermoso, sabio, alegre y optimista Presidente Macri. En su campaña dijo que iba a unificar a los argentinos y eso estamos haciendo.

MP: ¿Cómo explica que, habiendo multiplicidad de voces, se hable todo el día de Lázaro Báez y nunca de las cuentas offshore del Presidente?

RJG: Bueh. Cada uno habla de lo que quiere. Nosotros no podemos influir en los medios privados.

MP: De hecho influyen con la pauta oficial. ¿Por qué no le piden a Magnetto, como quien no quiere la cosa, que ponga a 678 en TN? Sería un éxito.

RJG: No se me había ocurrido. Podría ser buen negocio. Ahora que lo pusimos a Lanat…, perdón, lo pusieron a Lanata a laburar de  Marley,…

MP: ¿Cómo piensa que informan a la población los medios privados?

RJG: Bien. Cada vez están más duchos. Fijate lo que nos costó hacer que Fernando Hidalgo hablara de los Panamá Papers sin decir una sola vez la palabra Macri.

MP: Pero recién dijo que era de la Cámpora

RJG: ¿Ve? Un ejemplo de tolerancia.

MP: ¿Y en cuanto a la programación?

RJG: Ha cambiado para bien. Vos fíjate en las propagandas. Te dicen: “Hola, ¿cómo estás? Simples palabras que te alegran el día”. Eso ya es un avance. Y te ponen novelas de todos los países, para que conozcas la cultura de Brasil, de Turquía, de Corea, de muchos países. Te pasan películas de Olmedo, o las pochocleras yankys, para que tengas mucha cultura universal y aprendas a comer malvaviscos y pasteles. Es un avance.

MP: ¿Cuánto dinero gasta el Gobierno en los medios privados?

RJG: Bueno, che. Esas preguntas no se hacen. Mirá que voy a hacer que les saquen la pauta.

MP: No tenemos.

RJG: Ah, con razón. Bueno, hablá con el Ministro.

MP: Pero usted es Ministro.

RJG: No, papá. Yo laburo.