“Son las ruinas del Macrismo”

IMG_38831

Foto: Archivo ZEPA

El ex director de Radio Nacional Mendoza dialogó con ZEPA. Explicó el estado edilicio actual de la radio. Las responsabilidades de los gestores estatales y el fuego cruzado entre el kirchnerismo y el macrismo.

ZEPA: ¿Cómo empieza su gestión en Nacional?

Ernesto Espeche*: Yo llego a la radio en el contexto de la disputa por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA). 2010 había sido el año siguiente a la aprobación de la ley y la Carrera de Comunicación (licenciatura en Comunicación Social de la UNCuyo), en la que yo era Director de Carrera, tuvo una participación muy activa en la promoción del debate y en la posterior implementación de la ley.

¿Usted tiene trayectoria en el estudio de la comunicación?

Soy doctor en Comunicación, en julio de 2010 me recibo y asumo (como director) en noviembre. Pero además había dirigido la radio de la Facultad (de Ciencias Políticas y Sociales de la UNCuyo) y había trabajado en varias radios de las más grandes a las más chicas. Pero básicamente mi llegada tiene que ver con el debate de la LSCA y el haber jugado un rol en ese debate. Y a partir de ahí la radio con la que yo me encuentro es una que pone énfasis en lo que es, para muchos, la tradición de Radio Nacional que es una radio destinada a la difusión de música folklórica, clásica y tango.

Una de las críticas más fuertes a su gestión es que no ha contenido a todas las expresiones políticas y se cerró mucho sobre el kirchnerismo. ¿Cómo responde a esto?

Desde 2011 se intenta poner al aire una programación con alto contenido periodístico y mucha producción local, saliendo de los “enlatados”, estableciendo convenios con programas que tenían que ver con la divulgación y promoción de valores vinculados a los derechos humanos, la diversidad cultural, la integración latinoamericana, las minorías sexuales y la democracia informativa, por supuesto. La idea era, claramente, promover el debate y la reflexión desde la radio.

Antes no había una radio informativa, y hoy se pretende llegar a una programación, que desconozco, pero busca bajarle el perfil informativo a la radio.

Nosotros establecimos un límite editorial que era la defensa de los derechos humanos, de la integración latinoamericana, la igualdad distributiva en los planos económicos, sociales y culturales, y la diversidad cultural. No era la defensa de un gobierno o un proyecto político.

La idea de la pluralidad que tenemos… y esto lo voy a defender a muerte… no tiene que ver con la cantidad de opiniones que naufragan al interior de tu programación, sino que es poner la idea de diversidad en relación al sistema de medios en general. En ese sentido yo creo que radio nacional fue un medio plural o que tendió al pluralismo y que era la función de un medio público en un sistema signado, en ese momento, por los intereses de las líneas de las corporaciones mediáticas, judiciales y políticas.

La nueva directora ha tenido una postura muy crítica en torno al estado técnico y edilicio de la radio. ¿Qué responde usted a eso?

La radio que yo recibí no es la que entrego. Técnicamente está mejor equipada en todo sentido, desde los micrófonos hasta los híbridos, desde las consolas a las computadoras, desde poder tener la página online que no teníamos, cuando yo llegué no había nada de eso, no habían computadoras que no estuvieran obsoletas ni servicio de internet que funcionara correctamente porque no había periodismo en realidad, o había muy poco periodismo. Logramos renovar el parque informático, micrófonos, equipamos el auditorio… técnicamente la radio creció 100%.

Lo que se alude (por parte de la nueva directora) es que los transmisores están fuera de servicio. El equipo de Amplitud Modulada (AM) de 30 kilos (kilovatios) –antes teníamos sólo 3Kv- funcionó hasta diciembre perfectamente y hubo un problema de software que desde diciembre a la fecha la empresa no solucionó ni Radio y Televisión Argentina (RTA) atendió. Con el de FM, más allá de distintos problemas que hemos tenido, funcionó, hasta que, sin explicaciones, lo sacan del aire. Está en proceso de reparación.

No hubo respuestas. Parece que desde diciembre hasta aquí no hubo Estado Nacional de RTA que condujera o atendiera a las radios del interior, y me hago cargo de lo que digo. Nosotros pedimos informes, preguntamos muchas veces cómo seguíamos con la obra que estaba empezando, cómo seguíamos con el arreglo de los equipos y nunca hubo respuestas o sólo recibimos evasivas.

En RTA está todo centralizado en Buenos Aires. La Radio local sólo maneja una caja chica y la gestión está centralizada y desde diciembre hasta aquí no hubo respuestas de ningún tipo.

¿Es perjudicial para las filiales de Nacional este sistema de gestión centralizado?

La estructura de la radio es muy centralizada. Todas las gerencias están en Buenos Aires. En cada radio del país está el director y nada más, no hay estructura u organigrama. 50 emisoras tienen una sola gerencia operativa, una sola gerencia comercial, periodística…

Yo creo que, técnicamente, primó una política de federalismo que puso de pie a las radios del interior del país, aunque no se haya alcanzado a revertir la tendencia del personal acotado ni en Mendoza ni en “Las Lomitas”. Sí se avanzó mucho en la generación y federalización de los recursos. No se puede decir que se parte de cero.

¿Entonces por qué se dice que la radio está abandonada? Es muy fuerte ver el estado de la radio hoy…

Que hoy nos encontremos con una obra abandonada y con transmisores que no funcionan, tienen que ver con la falta de respuestas de todas las gerencias desde diciembre de 2015.

Son las ruinas del macrismo. Nosotros proyectamos una puesta en valor del edificio de la radio en 2014 muy ambiciosa. Se licitó y sobre finales de 2015 la empresa comenzó el trabajo y lo paralizó con la expectativa de renegociar el contrato por la devaluación (que efectuó el propio ejecutivo nacional). Reclamamos esto a RTA incesantemente pero como sucedió con otras cuestiones, no hubo respuesta.

1w

Foto: Gentileza LRA6. Frente y Galería de Arte Sergio Sergi

Nosotros vimos cómo la empresa llega a la radio a ejecutar un proyecto a ejecutarse en 6 meses; la radio en junio tenía que estar terminado. La empresa recibe un primer pago y demora la presentación de los planos y sólo demuele las partes que estaban previstas, con el único costo de los operarios que efectuaron esos trabajos, sin invertir un solo peso en lo que tenía que invertir.

El primer desembolso que recibió la empresa no se ve en la radio hoy y hay en el medio una desatención de RTA, la gerencia operativa que quedó sin subgerente en el transcurso de 2016 en el medio de esta operación tan traumática para nuestra radio era la encargada que estuvo siempre al tanto de que la empresa dejó de ir a la radio. Ni yo ni la directora actual tenemos injerencia directa en la obra.

¿Cómo quedó su situación personal en la radio? ¿Fue acordada su salida de la dirección?

Sí, fue de mutuo acuerdo. El hecho de haber ganado el espacio por concurso no significa que me iba a quedar en el cargo de manera indefinida. No me fui en diciembre 2015 porque el directorio no estaba conformado después de la renuncia de Tristán Bauer. Al haber ingresado por concurso, quedo en la planta de la  radio como periodista.

*Ernesto Espeche: Es Licenciado en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Cuyo y Doctor en Comunicación por la Universidad de La Plata. Dirige la cátedra de “Seminario taller de periodismo y planificación en medios de comunicación”. Fue director de Radio Nacional Mendoza.