16 a 5 con la cancha embarrada

Continúa en Brasil el proceso de juicio político contra Dilma Rousseff, iniciado por la oposición el 17 de abril. Hasta ahora los números no favorecen a la presidenta.

captura youtube

Hoy, mientras el vicepresidente Michel  Temer se reúne con empresarios y delinea las bases de su gobierno, el senado brasileño conformó y aprobó el grupo de 21 legisladores que redactará un informe sobre los supuestos delitos de los que se la acusa a la presidenta –democráticamente elegida- Dilma Rousseff.

Sólo 5 senadores de este grupo de 21 son favorables a la primera mandataria. Estos parlamentarios redactarán el informe –tienen 10 días de plazo- para discutir en la cámara de senadores previo a que este órgano determine si se continúa o no el proceso contra Rousseff.

En caso de que el senado brasileño apruebe el proceso en contra de la presidenta, la apartará por un mínimo de 180 días para determinar si debe dejar definitivamente su cargo. Luego de esto, si 54 o más senadores votan a favor de la destitución de Rousseff, ella será apartada de su cargo definitivamente y se la inhabilitará por ocho años para ejercer funciones en la administración pública. En caso contrario retornará a sus funciones de manera inmediata.

Merced a estos acontecimientos el sociólogo Francisco de Oliveira afirmó, en entrevista con el portal Brasil de Fato, que Temer es parte de una conspiración en contra de Rousseff y, como afiliado al Partido Socialista (PSOL), pide defender al Partido de los Trabajadores (PT) sin olvidar sus errores.

cap dilma

Oliveira, declaró además, esperar lo peor del gobierno de “derecha” de Temer, ya que “no se da un golpe de Estado con la venia del Senado para hacer reformas sociales; nunca se ha visto en la historia”.

Según declaraciones de Marcelo Rech a distintos medios argentinos, “Temer fue muy inteligente al involucrar a los empresarios en la batalla del ‘impeachment’. Ellos quieren cambios en la economía y Dilma desde hace mucho que ya no les inspiraba confianza”.

En este contexto, Mano Brown, rapero cercano al PT de fuerte raigambre popular, ha dicho al brasilpost que  a través de los medios –Red Globo– se ha dado una “manipulación de la élite” y hoy la favela “está en silencio”.

El panorama en torno a la destitución de la presidenta Dilma Rousseff es muy dinámico y los plazos estimados se cumplen con celeridad. El próximo 10 de mayo –probablemente sea antes- debería ser entregado el informe que la comisión de senadores elegida hoy redacta por estas horas y a partir del mismo el senado decidirá si continúa o no con el proceso.