Las paritarias de Salud huelen a decreto de Cornejo

La reunión paritaria de Salud cerró sin acuerdos. ATE rechazó de plano la propuesta en tanto AMPROS ofreció consultar a las bases. Si no hay consenso el próximo viernes, el segundo aumento por decreto de Alfredo Cornejo será un hecho.

Foto: Mesa paritaria de Salud. Gentileza gobierno de Mendoza

 

La tercera reunión de la mesa paritaria del sector salud cerró sin acuerdos entre las partes. La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud (AMPROS) no se fueron conformes con la propuesta que bajó del Ejecutivo, aunque con importantes matices. La postura de rechazo de ATE fue tajante, por su parte AMPROS dijo que actuará de acuerdo a lo que decidan sus afiliados. La recomposición que ofrece el gobierno es de 24,5%.

El incremento al básico que se ofrece se haría efectivo en dos tramos, el primero -del 15%-  en marzo, y el segundo -del 9,5%- en agosto. La propuesta además incluye aumento de los adicionales “Centro de Salud”, “Guardia”, “Especialidad” y “Actividad Crítica” y un régimen de incorporación a la planta permanente del Estado de los agentes que se encuentran en condición de contratados.

ATE dejó en claro que rechazó la oferta por insuficiente. El gremio reclama un aumento del 40%, “entendemos que la propuesta es insuficiente y no coincide con la realidad, ni entiende el nivel de pérdida del poder adquisitivo”, expresó su delegado paritario. Desde ese sindicato agregaron que la negativa también responde al dejo “discriminatorio” del ofrecimiento, ya que se desiguala a los trabajadores de los centros de salud de los que se desempeñan en hospitales, y que tampoco aceptarán variación en el régimen de pase a planta que ya homologó y ratificó la Legislatura.

El Ejecutivo ya puede adjudicarse la primera victoria en la paritaria de Salud. La división de los trabajadores del sector es una realidad.

Por su parte la delegada de AMPROS expresó, “esta propuesta no se acepta ni se rechaza, simplemente se llevará al análisis de cada uno de los profesionales para su aceptación o rechazo”. No obstante remarcó su diferencia con el gremio ATE: “no creemos que esta propuesta sea discriminatoria puesto que está dentro de la estructura salarial de los profesionales”.

En tanto Rodolfo Montero, miembro paritario por el Gobierno expresó “este es el máximo esfuerzo que el Gobierno puede hacer y no va haber una propuesta superior para el viernes”, en referencia al próximo encuentro que tendrá lugar el 22 de abril. En tanto aclaró que ese día sólo acudirán para confirmar la postura de los gremios, previa reunión por el denominado “régimen 15” con ATE.

Queda esperar el cierre definitivo, pero el Ejecutivo ya puede adjudicarse la primera victoria en la paritaria de Salud. La división de los trabajadores del sector es una realidad, la fragmentación en la mesa paritaria fue la puerta de entrada para una propuesta que quiebra acuerdos colectivos, desconoce escalas porcentuales y dista de ser equitativo.  Si la fragamentación no rinde en la mesa paritaria, el gobernador clausurará el diálogo por la vía rápida del decreto, como ya hizo con los trabajadores de la educación.