33 no son mejores

La paritaria de los obreros de viña cerró con un acuerdo injusto. Los empresarios darán una recomposición del 33% pero abonada en cinco cuotas, la última en febrero de 2017.

foto: gentileza de Diario Huarpe

Foto: gentileza de Diario Huarpe

Hasta octubre de 2016 los empleados vitivinícolas tendrán que conformarse con una mejora salarial del 16%. La cifra está muy por debajo de los índices inflacionarios que se calculan hasta la fecha.

En dinero este “aumento” da por resultado un sueldo de $8.004 para los operarios de bodegas y de $7.308 para los obreros de viña. Entre noviembre de 2016 y febrero de 2017, cuando se complete el pago de las dos cuotas restantes, los haberes ascenderán a $9.188 y $8.766 respectivamente.

En relación a la inflación el acuerdo es muy pobre. Los últimos informes de las consultoras Ecolatina y Economía & Regiones expresaron que sólo en abril el porcentaje de inflación superará el 5, 3%. En lo que va del año los aumentos superan el 20% según los cálculos de la CGT y de la Unión de Consumidores Libres. Según estas mismas entidades una familia con dos hijos necesita $11.599 para no caer en la pobreza.

El 33% mentiroso que alcanza la suba del salario de los obreros de la vitivinicultura, se entregará de manera escalonada en cuotas con porcentajes entre el 3% y el 8%, retroactivos a marzo. La modalidad  “cómodas cuotas” fue mantenida desde un principio por los patrones, en total se necesitaron cinco reuniones para alcanzar este acuerdo.

El arreglo, que aún no está homologado, se concretó el pasado 7 de abril en el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Mendoza. Participó la Unión Vitivinícola de Argentina, Asociación Cooperativas Vitivinícolas, Centro de Viñateros y Bodegueros, Asociación Viñateros de Mendoza, Federación de Viñateros de San Juan y FOEVA (Federación de Obreros y Empleados Vitivinícolas y Afines).