286 femicidios en 2015 en Argentina: sigue muriendo una mujer cada 30 horas por violencia machista

La Casa del Encuentro presentó ayer el informe 2015 de femicidios de nuestro país. El número asciende a 286 mujeres muertas por el solo hecho de ser mujeres, lo que equivale a 1 mujer asesinada cada 30 horas en la Argentina

femicidio vinculado

 

Los datos son el resultado del trabajo realizado por el Observatorio Adriana Marisel Zambrano de La Casa del Encuentro, la Organización No Gubernamental más reconocida en Argentina en cuanto al relevo de femicidios.
La presentación del informe se realizó en el Centro de Información de Naciones Unidas en Buenos Aires y contó con la presencia de Ada Rico, la presidenta de la ONG que desde 2008 lleva adelante estas estadísticas de femicidios.
En 2015, murieron además 43 hombres y niños. Estos asesinatos se denominan “femicidios vinculados”: varones que quedaron en la “línea de fuego” de los asesinos de mujeres.

Los vínculos que pudieron registrarse entre las víctimas y los femicidas presentan 14 casos de vecinos o conocidos; 13 casos de padres y padrastros; 10 casos de otros lazos familiares; 8 casos de hijos e hijastros; 1  caso de prostituyente  y 67 casos sin relación aparente.
La mayoría de los asesinatos fue realizado con arma de fuego (214 casos) pero también hubo otras modalidades como mujeres apuñaladas, golpeadas e incineradas.

Entre 2008 y 2015, como consecuencia de 2094 femicidios,  2.518 hijas e hijos quedaron sin madre. El 65% (1617) son menores de edad. Muchos, obligados a vivir con el femicida

El informe presentado ayer indica que Buenos Aires, Santa Fe, Salta y Córdoba son las provincias con más femicidios teniendo en cuenta la cantidad de habitantes. Sin embargo, Salta aparece en primer lugar de acuerdo a la tasa de femicidios cada 100.000 habitantes. Formosa está en segundo lugar, seguida por Santa Cruz y Misiones.

Otro punto destacado del informe 2015 es que el año pasado hubo, además, 5 travesticidios y un femicidio de una mujer indígena.

Un total de 138 femicidios fueron concretados en el hogar de la víctima (casi la mitad de los casos). También hubo femicidios en la vía pública, en descampados, en baldíos, en el trabajo de la mujer asesinada, en prostíbulos y comisarías. La mayoría de las mujeres tenía entre 19 y 50 años aunque entre las asesinadas hubo 13 niñas, adultas mayores y embarazadas.

En relación a los femicidas,  el 10% se suicidó luego de cometer el asesinato mientras que el 12% tenía algún tipo de restricción de acercamiento a la víctima y/o exclusión del hogar.

Lo que está claro es que los femicidios no son crímenes pasionales. No se trata de crisis nerviosas que terminan en desbordes emocionales ni tampoco de actos de entrega donde se juega el amor. Lo que se cuestiona, en cambio, es un cierto orden, la autonomía de las mujeres, sus libertades, que se animen a romper con lo establecido.

Fabiana Tuñez. Presidenta Consejo Nacional de las Mujeres Gentileza Conclusión

Fabiana Tuñez. Presidenta Consejo Nacional de las Mujeres
Gentileza Conclusión

 

Junto al informe 2015, La Casa del Encuentro elevó, como cada año, una serie de demandas relacionadas con políticas públicas urgentes en función de que estas estadísticas no sean solamente declaraciones vacías. Es importante recordar que la actual presidenta del Consejo Nacional de las Mujeres, Fabiana Tuñez, es una de las fundadoras de la Casa del Encuentro, Organización a la que renunció cuando aceptó en noviembre pasado ser funcionaria del gobierno macrista y es, además, considerada una feminista histórica. En otras palabras, las exigencias explicitadas en el informe  tienen como principal destinataria a Tuñez, quien se comprometió al asumir “a trabajar muy fuertemente para que la mujer esté protegida”.

La violencia contra las mujeres, la violencia machista, es estructural a nuestras sociedades. No es algo del orden privado, no es algo íntimo de las parejas. Por ser social y por ser generalizada tiene características de problema político. Por tanto, requiere prevención y políticas públicas por parte del Estado.

Entre los pedidos enumerados en el informe de La Casa del Encuentro pueden leerse el tratamiento de dos anteproyectos de ley fundamentales: el de pérdida automática de la responsabilidad parental del femicida condenado y el de la ley “Brisa” donde se busca un reconocimiento económico para las hijas e hijos huérfanos por femicidios hasta la mayoría de edad.
Se reclamó, al mismo tiempo, por el diseño, reglamentación y puesta en marcha de los artículos pendientes de la Ley 26.485, incluido el Plan Nacional de Ley de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los ámbitos en que se desarrollen sus relaciones interpersonales y estadísticas oficiales integrales y transversales de la temática.

El listado continúa  con la solicitud de reglamentación y puesta en marcha del proyecto aprobado por ambas Cámaras para garantizar el acceso a la Justicia con patrocinios jurídicos gratuitos en los fueros civil y penal. Asimismo, se pide, incluir en las estadísticas de femicidios que publica la Corte Suprema de Justicia los datos de los agresores que se suicidan.

También aparece la demanda de más hogares/refugios en la emergencia y hogares de día para víctimas con asistencia interdisciplinaria. En articulación con esto está la exigencia de botones antipánico y subsidios económicos para las mujeres en situación de violencia, y tobilleras para controlar a los agresores en todo el país.
Finalmente, exigen la licencia por violencia de género en todos los ámbitos y su inclusión en los convenios colectivos de trabajo.