Silvia Cornejo, la funcionaria que cobrará el ítem aula

Otro papelón de Jaime Correas. La hermana del gobernador, además de desempeñar un cargo político flojo de papeles, cobrará un «incentivo» de $ 2.000 que no le corresponde. Su nombre aparece entre los beneficiarios del ítem aula. 

Silvia

Silvia, la hermana de Cornejo

Tal como informamos ayer, la maestra y hermana del gobernador, Silvia Cristina Cornejo, fue designada en el cargo político de Delegada de la Regional Valle de Uco, de la Dirección General de Escuelas (DGE).

Hasta ahora todo parecía apuntar a otro caso más de nepotismo en el nuevo gobierno de Mendoza, reprochable desde el punto de vista ético y político, aunque legal en apariencia.

Sin embargo, recientes revelaciones filtradas a ZEPA por funcionarios del gobierno escolar, confirman -con datos fehacientes y contrastables- que el nombramiento de la hermana de Alfredo Cornejo se parece más a un cúmulo de arbitrariedades opuestas a la ley que a una simple decisión política.

Primera versión oficial

Jaime

Jaime Correas – Foto: archivo ZEPA

A mediados de marzo, después de eyectar a su yerno de la DGE por el escándalo del «Suegrazo«, Jaime Correas decidió tomar algunos recaudos con otros casos de favoritismos familiares en su gabinete ampliado.

Correas, a pedido del gobernador, ya había puesto en funciones en enero a Silvia Cornejo en un cargo político en el Valle de Uco, con la misión de ser su delegada en ese territorio. Para evitar ser primeriado otra vez por la posible polémica, preparó un relato de defensa para ser eventualmente utilizado frente a los cuestionamientos de la prensa no amiga, los sindicatos y la oposición política.

En las últimas semanas, cuando ZEPA comenzó a indagar sobre las características del nombramiento de Silvia Cornejo, las versiones oficiales se alinearon. Todas las fuentes consultadas repitieron un guión acordado: la designación fue iniciativa de Correas, la docente fue convocada por sus excelentes antecedentes y experiencia en el Valle de Uco, el cargo político que desempeña no es incompatible con el hecho de ser la hermana del gobernador, no hubo ninguna preferencia familiar, no existe ilegalidad en el nombramiento.

Además, los voceros de la DGE insistieron en dejar en claro que Silvia Cornejo fue directora de una escuela primaria de Tunuyán hasta el 31 de diciembre de 2015 y que, en enero de 2016, recién se la puso en funciones en el cargo de Delegada, mediante una resolución firmada por el Lic. Correas.

Fin del cuento

Durante días ZEPA buscó sin resultados la norma legal de designación de la hermana de Cornejo. Consultó con funcionarios que asumieron que la resolución de Correas existe pero que «no sabían el número», indagó en todos los ejemplares del Boletín Oficial desde enero hasta ahora y revisó, una y otra vez, la página web de DGE. Pero la resolución nunca apareció.

No encontramos nada, porque sencillamente Silvia Cornejo nunca fue designada formalmente en el cargo de Delegada. Correas la hizo asumir de hecho, le dio funciones específicas, la habilitó a que se presentara ante la sociedad y la prensa como funcionaria del gobierno de su hermano y le pidió que no renunciara ni pidiera licencia en su cargo de directora de escuela, hasta que su equipo jurídico elaborara una resolución que le diera forma legal a su nombramiento y le garantizara un sueldo más alto, acorde con sus amplias funciones.

La hermana de Cornejo confió en la palabra de Correas, salió al ruedo como funcionaria política del gobierno, visitó escuelas, hizo declaraciones a la prensa local, jugó fuerte en la lucha de la DGE contra los sindicatos y nunca renunció -ni tomó licencia- en el cargo de directora de la escuela primaria a la que concurrió hasta fines del año pasado.

Las pruebas que contradicen a Correas

Las planillas de haberes que se archivan en la DGE desmienten el frágil relato que sostuvo hasta ahora el gobierno. Según consta en el legajo de la hermana del gobernador, al que ZEPA accedió, Silvia Cornejo tuvo continuidad ininterrumpida como directora de la escuela N° 1293 “Gabriela Mistral” de Tunuyán y cobró mensualmente los sueldos de su cargo correspondientes a enero y febrero de 2016.

Pero eso no es todo. La sorpresa que escandaliza aún más aparece en su liquidación del mes de marzo, donde por primera vez se pagará el controvertido ítem aula.

Sueldo

Copia de la liquidación del sueldo de Silvia Cornejo de marzo de 2016

La información chequeada por ZEPA a partir de varias fuentes, da cuenta de que a Silvia Cristina Cornejo (CUIL N° 27-17128479-7), en su carácter de directora de escuela común primaria, le liquidaron un sueldo bruto de $ 32.022. Entre los haberes devengados se encuentran: asignación de clase, estado docente, bonificación por zona, antigüedad, cargo directivo, presentismo e ítem aula (por un monto de $ 2.118,76.)

Detalle sueldo

Detalle de los haberes de marzo de 2016, donde figura el pago del ítem aula (código 1071) a la hermana del gobernador.

En síntesis:

  • La designación de Silvia Cornejo está teñida de nepotismo.
  • Con el aval del Director General de Escuelas ha desempeñado activamente una función política sin norma pública que la habilite legalmente.
  • Desde hace tres meses que no cumple las responsabilidades propias de directora de su escuela, ni asiste regularmente al establecimiento al cual pertenece ese cargo
  • Y, como si esto no fuese suficiente, la DGE le liquidó su sueldo íntegro de marzo, con presentismo e ítem aula incluido.

Es así que la imposición del ítem aula, con el aval del oficialismo en la Legislatura, debutará con una farsa. Mientras un número todavía indeterminado de trabajadores de la educación no cobrará una parte importante de sus haberes (por aplicación del Decreto 228/16 ), el 31 de marzo, Silvia -la hermana de Cornejo- tendrá su sueldo con «premio» depositado en el cajero.