Grietas en el marketing amarillo

Escuchar, dialogar, estar cerca de la gente… fue una estrategia efectiva en la campaña electoral del PRO para impulsar a Maurico al sillón de Balcarce. Sin embargo, el marketing de Durán Barba empieza a mostrar fisuras.

macri1

Imagen: captura de Facebook, julio de 2015.

13 de febrero de 2016: “MACRI = HAMBRE” decía un cartel mientras el Presidente Mau saludaba desde un tren a la gente que lo esperaba al costado de las vías.

1 de marzo de 2016: ¡LADRÓN!, le gritó tres veces un transeúnte al primer mandatario cuando se dirigía en el auto oficial al Congreso.

Además de las agresiones, ¿qué tienen en común las dos escenas? Ambas imágenes fueron tomadas por gente íntima del Presidente Mau y ese círculo protector no pudo, o no supo, evitar que los videos se viralizaran rápidamente por todo el mundo.

Esto muestra grietas muy graves en la estrategia publicitaria demoledora que exhibían los hacedores de la estrategia PRO. Mostrarse simple, escuchar, dialogar, estar cerca de la gente, era más fácil en sets publicitarios perfectamente preparados. En la imprevisible realidad es mucho más complejo.

La estética de lo espontáneo

Una campaña en You Tube, bajo el hashtag #rosadaresponde, está mostrando igual falta de reflejos ante el público concreto.

Inicialmente se la pensó como una instancia de comunicación a través de las redes sociales para acercar a los funcionarios del gobierno nacional a la gente común. La idea es sencilla: durante un minuto los ministros deben explicar frente a una cámara qué están haciendo. El lenguaje utilizado debe ser llano, la técnica de filmación también. Se simula una escena casual, tomada fuera de cuadro, con baja iluminación y hasta con un sonido precario. En fin, una impostura de lo casero dirigida a lograr empatía con el televidente.

La campaña comenzó en enero con un video del Ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que ya vieron 2.672 personas (al 27/03/2016).

Por el mismo espacio virtual ya han pasado el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile; el de Energía y Minería, Juan José Aranguren; el de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat-Gay y el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, entre otros.

Sin embargo, la propaganda oficialista nunca pudo expandirse como se esperaba. Los bajos resultados en visitas al hashtag #rosadaresponde no está dejando conformes a los estrategas macristas, a tan sólo dos meses de su lanzamiento, por lo que ya estaría descontada su desactivación.

Videos a los que sólo ingresaron 43 personas, como el de los Directores Ejecutivos de AFIP y de ANSES, o el más reciente del propio Rogelio Frigerio, al que accedieron 587 personas (con sólo 32 “me gusta”), están haciendo naufragar el proyecto y repensar otras formas de comunicación, en un espacio de millones de indiferentes internautas.