Fruta amarga

El gremio viñatero calificó de “intratable” la oferta de las empresas. La propuesta que comunicaron en paritarias es del 17% para 2016.

Foto: gentileza Gobierno de Mendoza

La Federación de Obreros y Empleados Vitivinícolas y Afines (Foeva) decidió no analizar la oferta que llevaron los empresarios del sector a la última reunión paritaria por considerarla “intratable”. La disconformidad del gremio no sólo tiene que ver con el porcentaje sino con el esquema que proponen.

Las empresas ofrecen una recomposición escalonada del 25% a completarse en febrero de 2017; un 5% para marzo – julio, un 6% para agosto – octubre, un 6% en diciembre y un 8% para enero – febrero. También agregar una suma no remunerativa de $1750, liquidada en cuatro cuotas.

Con esta oferta los obreros vitivinícolas terminarían 2016 con un aumento del 17% y se sentarían a negociar las próximas paritarias con los $1750 en negro. El gremio, por mandato de los obreros, pide un 40%, abonado en una cuota o al menos en lo que resta del año.

Zepa dialogó con Guido Álvarez, delegado de FOEVA Maipú sobre el resultado de las reuniones paritarias. “Es una vergüenza lo que ofrece la patronal, el sueldo que hoy percibe un trabajador de viña no alcanza para completar la canasta familiar” aseguró el representante. “Si tiene que pagar un alquiler, que están alrededor de $4.000, no puede comer” ilustró.

En la actualidad un operario de bodega recibe un sueldo de $6.900. En tanto los obreros de viña cobran $6.300, sin embargo un gran porcentaje están “mensualizados”, es decir cobran según los días laborales de cada mes, por lo cual no superan los $5.900.

Esta última reunión paritaria, que se desarrolló el miércoles 16 de marzo, es la tercera en el año en la que los empresarios asisten con una propuesta muy por debajo de lo que se pide.  Tiene experiencia en el desgaste, en la última paritaria otorgaron un 30% en dos cuotas iguales, una en 2015 y la restante en febrero de 2016.

Tras el fracaso de la reunión el gremio comunicó que los Secretarios Generales quedarán en “libertad de acción” para la adopción de medidas de fuerza. Al respecto, Guido Álvarez informó “estamos en estado de asamblea permanente, pero esperamos que la Subsecretaría de Trabajo haga los esfuerzo para que se vuelva a restablecer el diálogo”. La próxima reunión podría darse el 31 de marzo.

Los representantes de las firmas que participan en las negociaciones son Eduardo Senra por Unión Vitivinícola, Walter Pavón por Asociación de Cooperativas Vitivinícolas, Raúl Pisolito por Federación de la Industria Licorista Argentina, Pedro Príncipe por el Centro de Viñateros y Bodegueros del Este y Mauro Sosa por la Cámara Nacional de Productores de Mosto.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *