Suegrazo

Una nota de ZEPA puso en evidencia la situación de favoritismo familiar que envuelve al Director General de Escuelas, Jaime Correas, y a la pareja de su hija, Paulo Belloso. Espalda contra espalda, el suegro y su yerno se defendieron ante un claro caso de nepotismo.

1512518_1171756742887779_8928600041112612484_n

Jaime Correas (el suegro) – Foto: Archivo ZEPA

En respuesta directa a una nota de ZEPA publicada ayer, el Director General de Escuelas, Jaime Correas, admitió públicamente que el gobernador firmó un decreto para designar a Paulo Belloso –yerno de Correas- en el cargo de Director de Políticas de Integración Digital, con un sueldo de $ 53 mil.

El máximo funcionario de la educación pública de Mendoza se mostró muy molesto con la información difundida por ZEPA, más acostumbrado quizá a la comodidad de sus largos años de director de Diario UNO, que a la exposición y responsabilidades de la función pública.

El Lic. Correas se abstuvo de hacer uso de su derecho a réplica en nuestro medio y utilizó las páginas de un diario colega para oscurecer lo que está cada vez más claro. En el diario El Sol confirmó la designación de la pareja de su hija Paloma en un importante cargo dentro del organismo que el propio Correas conduce.

En enero de este año, el yerno y profesor de filosofía Pablo Manuel Belloso, fue puesto al frente de una dirección técnico-informática, mediante el Decreto 2630, firmado por Alfredo Cornejo. Según su suegro, el Prof. Belloso llegó a ese cargo no por la relación familiar que los une, sino por las aptitudes profesionales del novel funcionario y su acierto en la elección.

A Correas la designación de su familiar no le pareció incorrecta, ya que consideró que el joven es “una persona absolutamente calificada” y negó que esta situación se trate de nepotismo.

Un mataburros para el Profesor

El diccionario oficial de la Real Academia Española define al nepotismo como una “desmedida preferencia que algunos dan a sus parientes para las concesiones o empleos públicos.” Y esta es la acepción más exacta para este caso de favoritismo familiar con el dinero de los impuestos que pagan los mendocinos y que Correas dice defender con la imposición del ítem aula.

Es poco probable que el significado del término nepotismo resulte ajeno para quien es profesor y licenciado en letras, con una larga trayectoria en comunicación social y literatura. Sus razones se parecen más a excusas que al uso correcto del vocabulario.

El militante de Cambiemos que reivindica a los K

Paulo Belloso (el yerno) - Imagen: DGE

Paulo Belloso (el yerno)

También el filósofo Belloso hizo su descargo mediante una autoalabanza de sus conocimientos técnicos en informática y ensayó una particular defensa, apelando a un ejemplo de la herencia kirchnerista. “Néstor fue presidente y nombró a Alicia como ministra”, graficó el funcionario, parangonando a su suegro con el expresidente argentino y a él mismo con la actual gobernadora de Santa Cruz.

Es decir que, según la reivindicación de Belloso, Cambiemos en el gobierno de Mendoza estaría haciendo las cosas igual de bien que los K, al menos en este caso.

Disconforme y sin beca

Además, el Director de Políticas de Integración Digital, quien cobra un sueldo bruto de un poco más de $ 53 mil, explicó que dejó de percibir una beca de la Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), de alrededor de $ 20 mil, porque las autoridades del organismo científico lo obligaron a renunciar.

En una nota dirigida a las autoridades del CONICET, fechada el 25 de febrero de 2016, el exbecario renunció “en disconformidad” a la beca que le otorgaron en el 2012 -que debía extenderse hasta 2017- y se quejó de la supuesta improcedencia administrativa de las autoridades de la repartición, por haberle negado una “licencia sin goce por mayor jerarquía”, desconociendo que la condición de becario de la Institución no es una relación laboral, razón por la cual tanto su pedido de licencia como su disgusto ante la negativa del Organismo están fuera de lugar.

Evidentemente, Belloso temía que por alguna circunstancia su cargo en el gobierno provincial pudiera terminarse antes del 2017 y trató de asegurarse su eventual regreso al ámbito del CONICET y así continuar con sus investigaciones y el cobro la beca. Sin embargo, no pudo disipar el miedo y debió renunciar, para no incurrir en una incompatibilidad que no resistiría una simple declaración jurada de cargos y horarios.

 

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *