“Si te morís hoy es un precio. Si te morís mañana, es un 10% más”

Algunas funerarias aumentaron los precios desde enero y el incremento superó el 20%. Otras los han sostenido, pero hasta las más moderadas mañana los subirán un 10%. Recomiendan los planes prepagos.

chimi 1

“Si te morís hoy es un precio. Si te morís mañana, es un 10% más”. Cristian Milio es la cabeza visible de la familia Milio, dueños de una de las principales cocherías fúnebres de la zona Este y una de la más importante de la provincia de Mendoza.

“Nosotros venimos aguantando los precios desde octubre, pero ahora ya no podemos más y tenemos que subirlos, aunque estamos tratando de ser moderados”, dice.

Todo es mucho más caro, desde noviembre. Hasta morirse sale un dineral. “Muchas cocherías ya habían aumentado y los porcentajes fueron mayores. Pero nosotros estamos tratando de evitar un salto grande en los precios”, dice Milio.

-Mirá, no tengo un mango, pero… si se me ocurre morirme hoy, ¿cuál es tu precio más bajo?-

-Es de $12.500. Se puede pagar con tarjeta y en cuotas. Nosotros tratamos de resolverle el problema a la familia- dice.

-¿Y ese precio es similar a las otras cocherías?

-No todas. Algunas te están cobrando $10.000, pero tienen personal en negro y no te hacen factura.

Nosotros tenemos todo en blanco- y agrega – Si hubiéramos seguido el aumento de los costos, hoy el servicio de $12.500 tendría que andar por los $16.000-

La cochería de los Milio debe estar en blanco, porque cubre servicios de PAMI y también aquellos que paga la Municipalidad de San Martín, que se hace cargo de los sepelios de las familias que no pueden afrontar ningún gasto. Son servicios extremadamente simples, sin cortejo ni firuletes. La mayoría de los muertos indigentes van al cementerio de El Ramblón, el camposanto más antiguo del departamento y que está repleto de cruces sin nombre y totalmente colapsado. Tan colapsado, que se han llegado a enterrar muertos sobre muertos. Los lugareños lo llaman “el cementerio de los pobres”.

Muerte prepaga

Fotos: Chimi Ríos

Fotos: Chimi Ríos

Hay otras formas de morirse, un poco más ordenadas. Milio y la mayoría de las cocherías, tienen un servicio prepago. Casi como si fuera un círculo cerrado de ahorro previo, con licitación pero sin sorteo. Sería muy jodido que la muerte se resolviera con en la última jugada mensual de la Lotería Nacional. Así ocurre, pero el número ganador no lo cantan los boy scout.

-Digamos que quiero ir pagando mi funeral. ¿Qué opción tengo?

-¿Por el servicio más barato?-

-Si-

-Y, qué edad tenés?-

-52-

-Te sale $60 por mes-

-¿Qué? ¿Depende de la edad?

-¡Claro! Si tenés 70, hay más probabilidad de que te mueras rápido y la cuota es más alta-

Entonces, la vida se mide en el monto de la cuota. Cuando a uno le preguntan la edad, perfectamente se podría responder: “No te la voy a decir, pero pago $57 por mes para mi funeral”. Sería una respuesta mucho más interesante que decir “48”.

Estos son los planes más económicos. Los más caros no tienen límite. Uno puede gastar en su funeral la plata que quiera. Millones, si quiere despertar la ira de sus herederos. La gran diferencia, es que a esta clase social no le preocupará mucho si gobierna Macri o Fernando Esteche.

Cristian Milio da por concluida la entrevista. Está apurado. Febrero ha sido un mes con muchas lluvias y todos sabemos los efectos de la humedad.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *